autismo trastorno espectro autista

¿Qué es el trastorno del espectro autista o autismo?

¿Conoces qué es el autismo?

Cada vez se empieza a conocer más en nuestra sociedad el término autista.

Todo el mundo lo asocia a ser poco sociable o callado, pero ¿el autismo consiste simplemente en esto? Hoy en este artículo de psicología voy a definir el trastorno de espectro autista.

Características y consejos sobre el autismo

Lo que vas a aprender:

  • Qué es el trastorno de espectro autista o autismo.
  • Qué no es el autismo.
  • Qué hacer en caso de sospechar de un trastorno autista.
  • Qué hacer si se confirma un autismo infantil o juvenil.

Empezamos..

¿Qué es el trastorno de espectro autista o autismo?

Es cierto que en el espectro autista la mayor dificultad es una pobre interacción social. Sin embargo, no se puede hacer un diagnóstico de autismo simplemente porque un niño o adolescente no quiera relacionarse.

Hablo de un niño o adolescente porque el autismo es uno de los trastornos categorizados como trastornos con origen en la infancia.

Digamos que un adulto o un joven no puede coger autismo de repente. Si un adulto deja de tener interés en relacionarse con los demás es por otros motivos que deberían considerarse.

El Manual Diagnóstico y de Estadística de los Trastornos Mentales (DSM) específica que para realizar un diagnóstico de autismo se requiere confirmar que:

  • Poca reciprocidad socioemocional.
  • Variaciones en las anomalías de comunicación, pasando por gestos, déficit en el contacto visual, repetición de frases…
  • Variaciones en el desarrollo y mantenimiento de las relaciones sociales, según el grado igual entienden algunas de sus relaciones, por ejemplo madre e hija, sin embargo tal vez tienen dificultades para establecer un juego con otro compañero.

A parte de esta baja o escasa interacción social, los psicólogos definimos el criterio de autismo por otras características.

Estos son los patrones restrictivos o repetitivos de la conducta o intereses, caracterizados por:

  • Movimientos, utilización de objetos o habla estereotipada.
  • Insistencia en la monotonía y excesiva rigidez.
  • Intereses muy restringidos y anormales por su intensidad o interés.
  • Hiper o Hipoactividad por los estímulos del entorno.

Cuando los niños son pequeños puede ser difícil diferenciar si se trata de un trastorno autista, un retraso global del desarrollo u otro motivo, por este motivo es tan importante que un psicólogo especializado realiza el diagnóstico adecuado.


Normalmente, los criterios que usamos los psicólogos para determinar si un niño tiene o no autismo es la edad de inicio de las primeras dificultades. El autismo se manifiesta en las primeras fases del desarrollo.


También descartar que no se trate de cualquier otro trastorno o motivo, ya que en ocasiones el autismo va acompañado de cierta discapacidad intelectual, por lo que los psicólogos debemos afinar muy bien el diagnóstico según el malestar clínicamente significativo que produce en el niño. Sobretodo teniendo en cuenta el ámbito y adaptabilidad social del niño o niña.

En mi caso, como psicóloga especializada en psicología infantil y juvenil, una vez establecido un diagnóstico de espectro autista inicio automáticamente un tratamiento integral en el que empiezo a trabajar con el niño, padres y profesores o educadores.

Busco priorizar siempre el bienestar general y sobretodo la adaptabilidad social del niño para que pueda adaptarse bien a las distintas situaciones de la vida.

Qué NO es el autismo.

  • No le puedes llamar autista a alguien porque sea tímido.
  • Tampoco a alguien que tenga intereses restringidos.
  • Ni a alguien que disfrute de estar solo.

Hay muchas personas introvertidas, tímidas o con intereses restringidos y no por eso “son bichos raros”.


Simplemente tienen otra forma de comunicarse. Les interesa otras cosas. Si todos fuéramos iguales la vida no sería tan variada y rica.

Muchas personas sensibles o con altas capacidades, superdotados auténticos, tienen formas diferentes de relacionarse porque ven el mundo diferente. Y menos mal que es así. Si no no hubiéramos llegado a conocer tantas cosas hoy en día.

Qué hacer en caso de sospechar de un trastorno autista?

El autismo se diagnostica antes de los 2 años de edad, por lo que si tienes un bebé que muestra algunos síntomas comentados ves inmediatamente a tu pediatra. El pediatra podrá orientarte y te confirmará si es necesario o no realizar la valoración con un psicólogo.

Mi consejo es que independientemente de que te deriven o no a un psicólogo, en caso de autismo acude a un psicólogo. Principalmente para que te asesore bien sobre autismo, que te explique concretamente en tu caso qué hacer, qué posibles situaciones te puedes encontrar, etc.

En segundo lugar la consulta con un psicólogo es relevante para la adaptación y estimulación del niño o niña.


Un autismo cogido a tiempo, donde se hace una buena adaptación puede ayudarles a normalizar su vida de adultos.


Qué hacer si se confirma un autismo infantil o juvenil?

Como te comentaba, mi recomendación es iniciar,por un lado:

  • Psico-educación para familiares con niños autistas.

Y por otro lado:

  • Estimulación para el niño o niña autista.

La estimulación o re-educación para niños autistas se puede realizar de forma individual o colectiva. Mi recomendación es que combines ambas. Ya que para los niños autistas, según el grado, puede ser gratificante relacionarse con otros compañeros.

Las sesiones individuales puedes hacerlas con un psicólogo especializado en psicología infantil y juvenil que escojas, también puedes pedirme más información mediante el formulario de contacto si te interesa que conozca personalmente vuestro caso.

Las sesiones en grupo sí que te recomiendo que acudas directamente a la asociación de autismo más cercana. Existen varios grupos sociales que se ocupan de la re-educación de los niños, pero puede ser incómodo para ellos encontrarse con perfiles de niños tan distintos. Por lo que si puedes, lleva al niño o niña a una asociación específica para autismo y/o asperger.

Combina las terapias de psicología con otras terapias

A los niños autistas les cuesta la comunicación, por lo que a veces podemos encontrar limitaciones en la terapia de psicología.


Por este motivo te recomiendo que a pesar de que tu hijo o hija se adapte bien a las sesiones de psicología, o sobretodo en casos en los que no se adaptan bien.


Prueba con otras disciplinas y terapias:

  • Terapia con caballos, delfines u otros animales.
  • Arte-terapia, danza-terapia, músico-terapia.
  • Yoga y mindfulness.
  • Masaje metamórfico u otros tipos de masajes.

Al final un hijo con autismo es un regalo que debes aprender a cómo abrirlo y disfrutar de él.


Está lleno de sorpresas. Tendrás que probar, investigar y probar sin parar qué si le sirve a tu hijo.

ALGUNOS CONSEJOS

  • No fuerces a tu hijo a hablar o ha hacer alguna actividad.
  • Más bien intenta invitarle a que le apetezca, montáte un juego.
  • Si en algún momento te sientes desesperado, simplemente no digas nada. Es mucho mejor que hablar con un tono tenso o alto, ellos lo notan enseguida y hace que aun se encierren más.
  • Háblale con normalidad. Si puede hazle participar en algunas tareas del hogar. Es importante que se sienta importante.
  • Intenta seguir las mismas rutinas y horarios. Introduce los cambios uno a uno y poco a poco. Acompaña los cambios de una explicación. No importa que no haya respuesta, importa que que se le explique.

Se que no es fácil convivir el día a día con un niño o niña autista. Que a veces te cuestionar porqué. Si eres buena madre, buen padre. Si hay algo que has hecho mal…

Deja de torturarte.

Son estadísticas, factores y casualidades o causas  que han dado este resultado. No se por qué. Pero lo que sí se es que esta experiencia es importante para ti, y debes aprender a aceptarla y abrazarla. Disfrutarla.


Tu hijo es aprendiz y maestro. Tiene una perspectiva muy diferente del mundo, aprende de ella.


Cuenta tu historia, dudas o estrategias que te funcionan en los comentarios.

Tu aportación puede ayudarle a muchas personas.

También puedes seguir recibiendo consejos de psicología, coaching y mindfulness para aprender a llevar una vida más equilibrada y enseñar a llevarla, sobretodo a los niños.

Psicóloga clínica y de la salud. Ayudo a personas a conocer mejor su mente para vivir una vida equilibrada, y lo más importante, ser feliz. ¿Quieres expandir tu potencial? Si quieres sentirte mejor contigo mismo y mejorar también la calidad de tus relaciones empieza a entrenar tu mente accediendo al curso gratuito de autoestima ¡ATENCIÓN! No quererse mata.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *