Entrevista Lain García

Entrevista a Lain García, ¿Se puede ser espiritual y millonario? #7

 Sí, has leído bien, ¿crees que se puede ser espiritual y millonario?
 
A voz de pronto nos suena como algo opuesto. Sin embargo, al invitado de la semana, el autor del bestseller La voz de tu alma  cree que son cosas totalmente distintas que pueden o no ser compatibles. De hecho, lo ideal, o mejor dicho, tu responsabilidad, es ser tan feliz como rico.
 
A lo largo de la entrevista…
– Irás rompiendo tus propios esquemas sobre el dinero y las personas ricas.
– Empezarás a entender por qué no tienes éxito en la finanzas y cómo empezar a tenerlo.
– Conocerás las leyes universales que te ayudarán a tener éxito en cualquier ámbito de tu vida.
 
Aquí tienes el enlace de la entrevista en directo, larga pero apasionante, estoy segura de que también vas a inspirarte tanto como yo.
 Ponte cómodo, ¡empieza el documental de tu éxito financiero!

Con la gran cantidad de conceptos que Lain García nos cuenta a lo largo de la entrevista, la única opción de verla completa es mediante el vídeo.

Sin embargo, he escrito a continuación la parte de la primera respuesta que le planteo: ¿Se puede ser espiritual y millonario? Ya que su respuesta está llena de sabiduría. 

Verás como mediante su historia hace puntes explicándote cómo tú también puedes empezar a mejorar tu situación hoy mismo.

Aquí la tienes: 

Yaiza Leal

separador blog psicologia

Hoy tenemos con nosotros a un autor muy muy especial, autor bestseller del libro La voz de tu alma. ¡Bienvenido Lain!

Lain Garcia Calvo

separador blog psicologia

 

¡Hola Yaiza! ¿Cómo estás? Encantado de estar aquí, encantado de conocerte también, y bueno, aportar máximo valor a todas las personas que te siguen. Así que estoy en tus manos ahora mismo.

 

Yaiza Leal

separador blog psicologia

Exacto. Tenía muchas ganas de poder entrevistarte por fin, de hecho, me parecen muy interesantes todos tus libros. En concreto creo que La voz de tu alma es un libro de cajón, de estos que todos deberíamos leer por lo menos una vez en la vida.

Sin embargo, hoy quería preguntarte sobre un tema muy concreto que trabajas en uno de tus libros, que es Cómo atraer el dinero. En concreto hablas de que es compatible ser espiritual y ser millonario. Algo que genera mucho conflicto, y que pensamos que si eres espiritual no tienes ni un duro y si eres millonario eres mala persona.

Entonces me gustaría que me explicaras un poco como te atreviste a manejar estos dos temas y juntarlos. 

 

Lain Garcia Calvo

separador blog psicologia

Sí. Lo primero de todo es que no es incompatible. Si no que ser millonario no es incompatible con nada. Tú puedes ser cualquiera de las otras cosas y de posibilidades que podemos ser en el mundo, y además ser millonario.

Ser millonario significa simplemente tener mucho éxito en un campo, que es el campo económico. Para mí hay 3 áreas maestras en la vida: Salud o energía, vitalidad cuerpo físico. Relaciones, amor… No solo relaciones con tu pareja, también relaciones con tus padres, con tus hermanos, relaciones laborales… Y luego también el campo de la Economía. Que es gestión de tu dinero, cómo lo ganas, qué vehículo utilizas. O sea, tu profesión, tu trabajo, tu parte laboral, todo eso. 

Y para mí en cada una de estas 3 partes, hay personas que les va muy bien, y personas que les va muy mal. A las personas que les va muy bien son personas que dentro de ese campo son capaces de expresar su máximo potencial. De alcanzar lo máximo en todos los niveles. No solo físico, acumulación o estas cosas, más amigos, una mejor relación de pareja, más hijos más no sé qué, si no que también la experiencia de todo lo que logras con eso.

El éxito es cuando logras lo que tu quieres. El éxito es una ciencia, si tu haces ABC obtienes Z. Si cambias alguno de estos ingredientes y lo pones en ordenes o momentum diferente, obtienes otra cosa totalmente distinta. 

El éxito es cuando logras lo que tu quieres. Clic para tuitear

Es como un pastel, ¿no? Tu tienes unos ingredientes, una tarta, una receta. Entonces tu tienes que coger cada uno de estos ingredientes y ponerlos en el orden que toca, en el momento que toca, y entonces obtienes el pastel que toca. 

Y esto se ve en todos los niveles. Por ejemplo, en la table periódica, solo que cambies alguno de los componentes puedes pasar de oro, que es uno de los minerales más preciados a plomo, que es uno de los materiales menos preciados. Y solo cambia muy poco a nivel cuántico, pero marca una gran diferencia a nivel físico.

Lo mismo pasa con nuestras vidas, ¿qué significa? Que no es incompatible ser espiritual y millonario, y tener una relación de pareja increíble, y tener un cuerpo físico, vitalidad increíble…

Simplemente ser millonario está determinando que eres muy bueno en una de las tres áreas. En el área de los negocios. Eres muy bueno en ese área y por eso tienes una compensación muy buena y puedes acumular mucho en ese área. Pero esto es la ciencia del logro, es la ciencia del éxito.

Tu lograr mucho en estas 3 áreas eso es tener éxito. Pero la realización personal va por otro lado, por eso se dice que la realización personal es un arte. Porque es muy subjetivo. Eso ya depende de cada uno, de como tu te sientas realizado.

Yo llegué a esa conclusión porque con 15 años fui deportista de élite, y con 15 años me diagnosticaron síndrome de fatiga crónica y fibromialgia.  Entonces son enfermedades crónicas que son degenerativas. Me dijeron que no podía volver a nadar nunca más en mi vida, que me olvidara del deporte… El médico me recomendó que estuviera en casa muchos meses porque tenía el hígado inflamado. Me dijo que era muy peligroso y que tenía que hacer reposo absoluto.

Estuve 6 meses en cama, perdí el curso escolar, después de un mes mis amigos me dejaron de llamar, y cogí depresión. Cuando estuve varios meses en depresión de repente llegué a mi punto de saturación, y el dolor era máximo. Era tan grande que decidí que ya no quería vivir más.

Así como que me lo planifiqué todo para quitarme del medio. Y en ese punto importante fue cuando por primera vez en mi vida conecté con lo que luego llamé La voz de tu alma, que algunas personas le llaman intuición. Mis mentores multimillonarios le llaman tener olfato para los negocios. Cada uno le pone una etiqueta, da igual la etiqueta que pongas pero, lo que hace que en la vida te vaya bien es esa voz interna, esa guía interna, esa brújula interna que todos tenemos.

La mayoría de nosotros hemos experimentado que la vida nos va mal cuando escuchamos a las voces ajenas. Es cuando te desvías de tu camino y lo que has venido ha hacer al mundo, cuando la vida se estropea. 

Así que bueno, eso fue un punto de inflexión en mi vida, que literalmente me salvó la vida. Y entonces esa voz, escuchar esa voz hizo que tomara la decisión que quería ser campeón de España independientemente del diagnóstico médico que me habían hecho.

Así que tomé una decisión distinta que desvió la trayectoria de mi vida. Yo estaba muy condicionado por el entorno, por la opinión de un experto. Incluso por lo que estaba manifestando mi cuerpo físico. Así que si yo era “realista”, yo estaba hecho una mierda jajaja Literalmente, estaba mal físicamente, mentalmente, emocionalmente destruido.

Así que si me fijaba en eso que estaba experimentando, “realmente” yo no tenía esperanza. Pero al crear una nueva visión, y escuchar esa voz interna y crear una visión más grande de mi mismo, y crear la esperanza de que todo eso podía ser posible, entonces empecé a tomar decisiones diferentes. Empecé un proceso interno, siempre digo que el cambio empieza desde dentro hacía afuera.

Empecé a buscar referencias nuevas, de personas que habían pasado por desafíos muy grandes pero que los habían superado. Porque hasta entonces solo había cogido referencias de personas que habían fracasado y que habían sido diagnosticados y que no lo habían logrado, y que…

Las referencias que tú cojas van a hacer que tu creas en una cosa o en otra. Así que tienes que asegurarte de que coges las referencias adecuadas.

Las referencias que tú cojas van a hacer que tu creas en una cosa o en otra. Clic para tuitear

Bueno, para resumir, el resultado de todo esto fue que después de un año y medio de mucho trabajo, de muchas resistencias, de mucho romper patrones mentales me planté en el Campeonato de España de Verano y fui doble campeón de España, gané dos pruebas, 50 libres y 50 mariposas, las pruebas más rápidas de velocidad.

Ahí me clasifiqué para el campeonato de Europa un mes después. Fui finalista en el campeonato de Europa. Y después de eso estuve 7 años internacional con la selección española viajando por todo el mundo, compitiendo con los mejores deportistas del mundo. Fui becado en el Centro de Alto Rendimiento en Barcelona (Sant Cugat), donde estaba con nadadores como por ejemplo Mireia Belmonte o David Meca. Eran mis compañeros de entrenamiento.

Y todo eso me indicó una cosa.  Yo siempre había tenido el sueño de estar en la selección, de ganar medallas, de ser campeón, de viajar por todo el mundo… Veía a esos compañeros internacionales y soñaba con estar ahí.

Y cuando pasé todo el proceso Yaiza, me di cuenta de que de alguna u otra manera, nunca hubiera llegado ahí si no me hubieran diagnosticado la enfermedad. 

Porque hasta entonces pensaba que estaba entrenando bien, y no estaba entrenando bien. Porque pensaba que tenía tiempo, lo postergaba… Cuando aparecían las dificultades siempre me convencía de “Bueno ya lo haré al día siguiente…”, “Mañana entrenaré más fuerte…”, etc. 

Cuando me diagnosticaron la enfermedad no me dio opción. Era “O vas con todo, y utilizas todos tus recursos internos y externos para superar este desafío o abandonas“. Así que me comprometí con ir con todo, y por eso pude liberar todo mi potencial, y por eso justamente pude cumplir mi sueño.

Una de las paradojas de la vida es que en momentos de dificultad defines tu destino, no en el momento en el que las cosas te van bien. Y por eso en la Biblia si dice Muchos son los llamados y muy pocos los elegidos porque todos tenemos un llamado de una vida mejor. Mejores relaciones, más economía, mejor cuerpo o energía vital, mejor salud… Todos tenemos un llamado de algo mejor, pero muy pocos lo van a conseguir.

Y esa es la clave, porque donde tu te defines no es en el pensamiento positivo, la clave del proceso, del éxito está en el pensamiento negativo. Ahí es donde se diferencia, ahí es cuando tú te defines.

Cuando todo se está desmoronando a tu alrededor, y tú decides, seguir mirando en esa visión. Por eso Jesús decía Según tu fe te es dado, ¿por qué? Porque según tu capacidad de creer en lo que no estás viendo, a pesar de estar viendo que todo tu mundo se desmorona. Según esa capacidad, que la tienen todos los líderes, me he formado con más de 30 mentores, millonarios, multimillonarios, billonarios, personas con más de 1.000.000.000 millones de fortuna neta. Todos tenían este capacidad de visión, esta fe que llaman los espirituales. O esta certeza y seguridad que llaman los racionales.

Todos la tenían. He podido competir como te he dicho con los mejores deportistas del mundo, todos tienen esa fe. Todos tienen esa capacidad de desarrollar una visión más allá de lo que están viendo, del reflejo de su realidad. Y así podría hablarte de todos los aspectos de nuestras vidas.

En las relaciones. He visto personas que han tenido relaciones muy negativas, muy tóxicas. Incluso han sido abusadas en todos los sentidos, y que después han construido relaciones extraordinarias. No importa si has tenido 10 divorcios.

Hay personas que al onceavo encuentran al amor de su vida y todo lo demás han sido aprendizajes para saber lo que no tenían que hacer, lo que sí tenían que hacer. Y no se han rendido, han seguido para adelante porque han tenido esa fe, han escuchado esa voz del alma. Han seguido para adelante y luego han conseguido un resultado.

Así que cuando superé todo esto, empecé a obsesionarme. Tuve una divina obsesión que llamo en los libros. Y es que quería saber exactamente, quería poner, bajar el concepto a la tierra. Quería organizar todo lo que yo había hecho para poder superar ese desafío y convertirlo en mi mayor bendición.

Dicho de otra manera,

 

¿Cómo una persona que en un año y medio antes estaba destruida y con ganas de quitarse la vida y un año y medio después se convierte en uno de los deportistas más exitosos de su país?

 

Y cumple todos sus sueños.

 

¿Cómo es posible que en un período de tiempo que parece tan largo pero a la vez es tan corto, una persona pueda dar un vuelco a su situación tan grande?

 

Y empecé a investigar y me di cuenta de que no era el único. Y que habían habido muchas otras personas a lo largo de la humanidad que lo habían hecho. Lo único es que no me había enfocado en ellos.

Había cogido las referencias inadecuadas. Había cogido a personas que no lo habían logrado. La mayoría de personas de mi entorno cuando me diagnosticaron esto ya lo daban por perdido todo. Me empezaban a convencer de que mis sueños no eran tan importantes. Que renunciara a ellos.

Me querían proteger en realidad. Ellos me estaban protegiendo pero en realidad me estaban limitando. A sí que no me estaban bendiciendo, me estaban maldiciendo. Sin ellos saberlo. Me estaban perjudicando.

Me estaban diciendo No lo vas a poder lograr, No te preocupes, Te vamos a apoyar… Es como decir Renuncia tu sueño, te vamos a querer igual.

¡No me estás ayudando en eso! Porque me estás haciendo vivir una vida que no es la vida que yo quiero, y lo más importante, como decía Abraham Maslow, lo que uno puede ser debe ser.

Lo que uno puede ser, debe ser. Clic para tuitear

Entonces si tú tienes un potencial, si tú tienes un llamado, tienes que convertirte en elegido. Tienes que, es una obligación. ¿Por qué? Porque tu éxito abre el camino a otras personas.

Estamos muy rodeados en la sociedad de modelos de fracaso. Y se retroalimentan entre ellos y se justifican entre ellos. Personas que no logran sus sueños porque toman las decisiones inadecuadas, se centran en lo inadecuado, buscan referencias de personas inadecuadas. Y entonces van justificando no lograr sus sueños. Y se justifican unos a otros Es verdad, yo te entiendo, no lo has logrado, pero no pasa nada, la vida sigue. No pasa nada, no tienes que conseguir eso, no es necesario.

¡Sí es necesario!Es un deseo de tu alma, es un anhelo de tu alma, y tiene que ver con tu propósito de vida.

Lo que he observado Yaiza es que todas las personas que han superado un desafío el primer paso es la maestría y la mentoría. Cuando tu obtienes la maestría a través de superar tus desafíos luego puedes ser un mentor para el mundo y te conviertes en un modelo de rol que las demás personas pueden ver y pueden cogerte como referencia.

Dicho de otra manera, tu éxito, lograr lo que tú quieres. Que lo que quieres es lograr lo que no tienes, porque queremos lo que no tenemos. Así que de alguna u otra manera, nuestro propósito de vida el universo nos lo muestra a través de la dificultad. Porque te quita aquello que has venido a entregarle al mundo, y al quitártelo lo quieres más.

Todos hemos pasado por situaciones en la que nos gustaba una persona y no nos ha hecho ni caso y la queríamos más. Y cuando nos ha hecho caso hemos dejado de quererla tanto. ¿Por qué? Porque valoramos lo que no tenemos y lo que tenemos dejamos de valorarlo y entonces lo perdemos.

Pero el primer paso es que queremos lo que no tenemos. Así que la vida te quita aquello que has venido tú a tener y luego entregarle al mundo. Y ese proceso es el proceso que llamo el propósito de vida.

La vida te quita aquello que has venido tú a tener y luego entregarle al mundo. Clic para tuitear

Entonces el primer paso es la maestría. Es superar todos los obstáculos, aprender todas las habilidades y tener un resultado. Y luego, ayudas a otras personas a tener ese resultado. Pues eso es lo que yo quise hacer con La voz de tu alma. 

Ver cómo había superado todas esas dificultades, qué había hecho en concreto, crear una metodología y entonces empecé a investigar a otras personas que lo habían hecho y leí todo lo que pude. Leí como unos 700 libros de tema. De espiritualidad, de desarrollo personal, leía las personas más exitosas del mundo y también a las más fracasadas para aprender cuál es la psicología de cada una porque en seguida. Muy pronto, me di cuenta de que lo que marcaba la diferencia de las personas era la mentalidad, no las causas externas. Si no los factores internos, eso sí marca la diferencia.

Y me di cuenta de que ni en la escuela ni en la universidad te enseñaban a gestionar esos factores internos. Te estoy hablando de cambiar sistemas de creencias, dirigir tu pensamiento, aprender a gestionar tus emociones, los momentos cruciales de desafío. Porque eso es lo que desvía la trayectoria de tu vida.

Así que me di cuenta de que la sociedad no estaba enfocada en enseñarte todo esto. Incluso se criticaba todas estas cosas, parecía algo sectario. Y lo que me di cuenta es que las mismas personas que lo criticaban tenían vidas desastrosas. Las personas que eran inteligentes y aprendían de eso tenían vidas extraordinarias.

Así que dejé de hacer lo que las masas hacían y empecé a hacer lo que a la minoría que le iba bien la vida hacía.

Y cuando haces, piensas, sientes, actúas igual que al que le va bien, te empieza a ir bien. Pero para eso tienes que dejar el ego a un lado. Por eso la humildad es uno de los factores más importantes de todas las personas de éxito. Si tu conoces a personas muy exitosas en cualquier ámbito, te darás cuenta de que son super humildes.

Porque el factor humildad es importante para aprender. Si no, la mayoría de las personas que les va mal la vida tienen tres palabras favoritas, Ya lo se. Y son sabelotodo, son sabelotodo pero ves los resultados y te preguntas ¿realmente sabes todo?

Las personas más exitosas son super humildes, ¡tienen un hambre de aprender! El Solo se que no se nada lo practican muy bien. A ellos les da igual lo que sepan. Siempre tienen ganas de aprender, de ir a por más, de seguir… Tienen los pies muy en el suelo y por eso siguen mejorando cada vez, más, más y más.

Básicamente lo que hice es: A raíz de todo ese proceso, darme cuenta de que había una manera de convertirme de llamado en elegido.

Dicho de otra manera, había una manera de superar la dificultad y en poco tiempo poder conseguir algo, darle la vuelta a tú situación igual que yo hice, igual que han hecho otras personas. Y en base a eso empece a escribir  La voz de tu alma.

Bueno, cuando escribí La voz de tu alma, era como aquello que yo quería entregarle al mundo. Y era aquello que yo sentía que era mi propósito y había venido a entregarle al mundo.

Pero entonces me encontré con la dificultad. Y es que yo quería dedicarme a eso, a entregar lo que yo sentía que había venido a traer al mundo, pero mi entorno no lo percibía como una profesión.

Y entonces la gente me decía: No, tú lo que tienes que hacer es ser entrenador porque has sido nadador y eso sí que sabes que se te ha dado bien. Entonces yo decía: Pero a ver, yo no quiero trabajar en algo por dinero.

 

Yo quiero dedicarme a lo que me apasiona, y luego ya buscaré la manera de rentabilizarlo para poder vivir de eso.

 

Pero yo quiero vivir de mi pasión. No quiero vivir por dinero.

Entonces empecé a estudias a los mentores millonarios para saber qué habían hecho ellos. Porque yo quería rentabilizar aquello que era mi pasión. Porque si no Yaiza, lo que me he dado cuenta es que las personas una vez que encuentran su pasión, que normalmente viene de superar una dificultad, al no poder rentabilizarla, se convierte en su pesadilla.

Y aquello que más le gustaba se convierte en algo que le coge manía. Porque asocia mucho dolor. Por ejemplo, estoy hablando de personas que le gusta cantar. Tienen un don para cantar, pero no pueden rentabilizar la música. Aquello que más les gusta se convierte en su dolor de cabeza. Y acaban odiándolo.

 

¿Cómo puedes odiar algo que es un propósito? ¡No puedes dejar que eso suceda!

 

Es tu don, es lo que tienes que transmitirle al mundo. Puedes ayudar a conectar a las personas con emociones a través de tus canciones y te lo estás perdiendo simplemente porqué no has sabido rentabilizarlo.

O personas que son actores. Y no saben rentabilizar su profesión. ¿Entonces qué pasa? Que acaban pillándole manía a eso que más amaban.

Con lo cual, una parte muy importante del proceso que me di cuenta es que primero tienes que encontrar tu propósito, tienes que encontrar tu pasión, y luego, la segunda parte es buscar la manera de rentabilizarlo. Convertirlo en tu profesión.

Entonces tenía  La voz de tu alma, todas las editoriales me cerraron las puertas, y ese era el vehículo por el cuál yo creía que podría vivir de eso. Y como las editoriales me cerraron las puertas, tenía dos opciones. Una vez más renunciar a mi sueño por mis circunstancias, o apostar por mis sueños y cambiar mis circunstancias, como había hecho en el pasado.

En el pasado me diagnosticaron una enfermedad crónica, esas eran mis circunstancias, y mi sueño era ser campeón de España, y formar parte del equipo internacional de la Selección Española. Así que tenía dos opciones: O casarme con mis circunstancias o casarme con mis sueños.

Me casé con mis sueños y cambié mis circunstancias. Clic para tuitear

Pues me volví a encontrar años después con la misma situación. O renuncio a mis sueños y me caso con mis circunstancias, las editoriales no me quieren publicar, no voy a poder vivir de esto, voy a seguir como entrenador de natación porque es lo que me toca, o voy a apostar por mi sueño, me voy a enrocar ahí.

No voy a negociar con él, no voy a ver a otros lados que no sea esto y voy a tratar de cambiar mis circunstancias para que eso pueda ser una realidad, ¡yo quiero vivir de esto! Yo quiero aportar valor a la sociedad, yo quiero ser profesional de esto, y por lo tanto quiero vivir de esto.

Y la única manera de vivir de esto es ser percibido como profesional, yo profesionalizarme. Lo que significa ser el número uno, tener todas las herramientas para cuando las personas vengan a mi. Pero para esto necesito que las personas paguen por el servicio que yo les voy a dar. Así que necesito que alguien me ayude, necesito que alguien me enseñe.

¡Tengo que montar mi editorial! Porque no me quieren publicar. Y por eso empecé a buscar a los mentores multimillonarios y por eso me formé con ellos, y empecé a estudiar pues de los grandes maestros que habían alrededor del mundo.

 

Dejé de irme de vacaciones, dejé de ir a tomar un café con mis amigos, dejé de ir a cenar fuera de casa… Para invertir en mi crecimiento personal.

 

Mi crecimiento personal se derivó en dos cosas. Uno, aprender cómo solucionar esos conflictos y cómo trabajar en la mentalidad que es lo que yo quería y lo que marca la diferencia en la vida de las personas. Y dos, aprender a cómo llevar esos productos que yo he creado y que pueden ayudar a transformar la vida de la gente al máximo de personas posibles.

Y ahí fue cuando fui a aprender de los millonarios. Aprender cómo ellos montaban sus empresas, para yo crear la mía.

Así que si tu miras la biblioteca que tengo aquí atrás, la mitad es de desarrollo personal y espiritualidad, y la otra mitad es de marketing, ventas, millonarios… Todo eso.

 

Te puedo decir que las personas más espirituales que conozco, los reconozco por sus frutos.

 

Por los resultados que tienen. Como decía Jesús, Por sus frutos los conoceréis. No reconozco a los espirituales por cómo hablan de ello, por cómo dicen que meditan, por cómo hablan de reiki, por cómo hablan de maestros ascendidos… Eso no es ser una persona espiritual. Eso es ser una persona teórica.

Una persona espiritual la conoces por la práctica. Esto Jesús lo explicaba con la parábola del buen samaritano. Que había un hombre que le habían atacado unos bandidos, estaba ahí en la calle tirado, y entonces pasó un maestro sacerdote, lo vio ahí tirado pero como eran las 12 y tenía que ir a rezar, lo dejó tirado porque tenía que ir al templo a rezar.

Una persona espiritual la conoces por la práctica. Clic para tuitear

Luego pasó otro maestro también y también, como tenía que rezar lo dejó tirado.

Luego pasó un samaritano, que en la época era lo peor porque no creía en Dios, no eran espirituales, pero fue el único que se paró, lo subió a la carreta, le vendó el brazo, lo llevó a una posada y le dijo al dueño: Cuídame a este hombre, yo cubro todos los gastos y dentro de una semana vendré. Cuídalo como si fuera tu mejor huésped.

Y Jesús les decía, ¿quién es más espiritual? ¿Quién es el que ama más al prójimo? ¿El que está rezando todo el día o el que hace verdaderamente obras?

Para mí la espiritualidad es una cuestión de valores, una cuestión de cómo tú te comportas con los demás.

 

Solo hay una regla, amarás al prójimo como a ti mismo pero no más.

 

Con lo cual, primero te tienes que amar tú, luego dar lo mejor de ti allá fuera.

No puedes dar lo que no tienes. Así que la clave del proceso de la vida, y lo que nos lleva a la realización personal y al propósito es:

1- Primero convertirte en tu mejor versión.

2- Y cuando eres tu mejor versión, ayudar a otros a convertirse en su mejor versión.

Esa es la clave del propósito.

Yo no podría haber ayudado a nadie si me hubiera ido a un centro a que me enseñaran y me hubieran dado un título con el que me dijeran que ya puedo enseñar a la gente porque tengo este título.

¡No hubiera podido ayudar a nadie! Pero haber estado 6 meses en cama, perdido un curso escolar, ser diagnosticado de esa enfermedad, tener depresión, querer quitarme la vida y superar todo eso y convertirme en mi mejor versión, hace que yo tenga las herramientas para poder ayudar a otro a través de mis libros, de mis sesiones o de mis eventos.

 

Por lo cual, no creo mucho en la figura del experto con título, creo mucho en la figura del mentor con resultados.

 

Hablando de espiritualidad y millonarios, la espiritualidad es una profesión, tú puedes ayudar a los demás a cambiar su mentalidad, a generar un sistema de valores nuevos… ¡Es una profesión! Igual que un profesor de escuela o de universidad. Lo único que va a hacer que tú seas millonario o no es el valor que tú estás aportando a esas personas que acuden a ti.

Si lo haces muy bien, les mejoras la vida con el producto o servicio,  haces que la persona se vaya mejor de lo que ha entrado, serás percibido como un buen profesional, se disparará el boca a boca, vendrá más gente y te harás millonario. Es una consecuencia.

Pero a mí me da un poco de pena, ya que la verdad nos hace libres, que personas que digan que son espirituales pero critican a personas que tienen dinero. Lo único que están haciendo es contagiarse de todo eso y no tener dinero.

Esto es así porque la mente está preparada para solucionar problemas, porque al detectar el problema así puede evitarlo y te protege en la zona de confort. Así que a cualquier cosa que asocies dolor, tu mente inconcientemente la alejará.

Y la razón por la que muchos espirituales y cualquier persona no tiene en dinero que se merece es porque de una manera inconsciente a asociado mucho dolor al dinero y a cualquier cosa que tenga que ver con el dinero.

Y siguen reforzando ese mensaje. Ven a una persona rica y la critican en vez de admirarle. ¿Qué mensaje le están dando a su mente subconsciente?

 

Puedes seguir rompiendo tus esquemas limitantes y ampliar tu propia visión de ti mismo continuando la entrevista…

 

 

Si te ha gustado la entrevista recuerda suscribirte.

Cada jueves publico un vídeo para ayudarte a dar estos pasos en tu crecimiento personal.

¡Hasta el próximo jueves!

 

6 comentarios
  1. irene
    irene Dice:

    Hola Yaiza!
    me ha gustado mucho la entrevista y aprovecho también para agradecerte por el mini curso también 🙂
    Muy cierto todo lo que se comenta en la entrevista, me quedo en especial con la parte de aceptar el fracaso y no derrumbarse ante ese hecho. Lo importante es seguir poquito a poquito, hacia nuestro propósito sin perder el foco. saludos!!

    Responder
    • Yaiza Leal
      Yaiza Leal Dice:

      ¡Hola Irene! Muchas gracias por tu comentario. Me alegro mucho de que te haya gustado la entrevista, la verdad es que Lain es un libro abierto! Y estoy contigo, esa actitud guerrera me parece de lo más inspirador, algo que rompe nuestros esquemas porque estamos acostumbrados a rendirnos pronto. ¡A por todaas!

      Un abrazo.

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] > Entrevista a Lain Garcia, ¿Se puede ser espiritual y millonario? << […]

  2. […]  Entrevista a Lain Garcia, ¿Se puede ser espiritual y millonario? […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.