coaching-deportivo personal artisitico y profesional

¿Cómo tener seguridad en uno mismo?

¿Te sientes inseguro? Aprende ahora a ganar seguridad. 

 

¿A menudo crees que no estás a la altura? 

¿Te sientes incómodo ante los demás?

¿Intentas evitar nuevas situaciones?

Si has respondido sí, sigue leyendo cómo tener más seguridad en uno mismo.

 

¿Qué hago si me siento inseguro?

 

Voy a ir al grano…

 


Para tener seguridad en uno mismo, uno debes conocerse y sentirse satisfecho consigo mismo, si no, no podrás confiar en ti.


 

La relación de seguridad con uno mismo se trabaja con el tiempo y de una forma constante, es un trabajo diario.

Este tipo de relación tan estrecha con la seguridad en uno mismo nos obliga a revisar constantemente nuestras acciones.

 

¿Estoy satisfecho con lo que acabo de hacer?

¿He hecho todo lo posible en mi trabajo?

¿He actuado como he querido con mi hija?

 

Desde luego que la confianza es un factor interno, se dirige a nosotros mismos. Pero una de las mejores formas de trabajarla es a partir de los factores externos, como es nuestra conducta. Es decir, aquello que hacemos.

 


 La conducta es una de las mejores herramientas para trabajar la confianza en uno mismo puesto que es un reflejo directo de nuestros pensamientos.


 

Así que lo que vamos a hacer a partir de ahora es observar un poco más cómo actuamos nosotros en el día a día en nuestros diferentes ámbitos.

De forma especial aquellos en los que no nos sentimos a gusto o queremos cambiar.

Si cuando nos observemos a nosotros mismos, estamos de acuerdo con todas nuestras acciones porque realmente pensamos y sentimos que es lo mejor que podemos hacer, solo queda que seamos pacientes para ver los resultados y creer en nosotros.

 


Sin embargo, si cuando observamos nuestras acciones no nos sentimos satisfechos del todo con nosotros mismos, o incluso nos desagradan algunas conductas, tal vez nos gustaría hacer las cosas de otra forma.


 

Es seguro que no podemos confiar con nosotros si no nos sentimos bien ni acorde con lo que hacemos y transmitimos a los demás.

 

Ejercicio práctico para eliminar la inseguridad

 

En caso que te sientas identificado con el párrafo anterior, te invito a hacer un ejercicio.

Coge una hoja y escribe la siguiente pregunta:

 


¿Cómo me gustaría actuar en X situación?


 

Y así con todas aquellas situaciones de nosotros mismos que nos desagraden.

El último y el paso decisivo será inventar una estrategia personal y única para conseguir nuestra conducta deseada.

 

  • Intenta imaginarte actuando como realmente te gustaría.
  • Observa qué hacen otras personas que se les da bien.
  • Recoge como mínimo 3 cosas prácticas que puedas hacer y determina cuando empezarás a aplicarlo tú.

 

Un ejemplo que he vivido en mi propia piel

 

No basta con la información. Así que el hecho que sepas cómo estar seguro de ti mismo, no te va a servir de nada si no lo aplicas.

Para ello quiero ponerte un ejemplo que he vivido en mis propias carnes.

Ya que como te comento, no por ser psicóloga (saber), significa que sepa hacerlo todo. Así que he sido la primera en tener que superar retos personales e invertir mucho tiempo, esfuerzo y dinero en crecimiento personal para realmente saber gestionar bien muchas de estas cosas que te explico.

 

Paso 1 – Intenta imaginarte actuando cómo realmente te gustaría

visualizacion creativa

Si sabes mi propia historia de superación personal, sabrás que me diagnosticaron una enfermedad crónica llamada Sinovitis bellonodular pigmentaria.

Esta enfermedad afecta a las articulaciones, inflamándolas por tiempos indefinidos. Actualmente está catalogada como una enfermedad rara, y no hay un tratamiento que cure.

Más allá de la psicología siempre me ha encantado hacer deporte y bailar, por lo que cuando se me empezó a inflamar mucho las piernas durante varios meses dejé de hacerlo.

Mi carácter y mi humor cambió. Ya no me apetecía tanto relacionarme con las personas que practicaban deporte porque me recordaban a mi frustración y me ponía de mal humor.

¿Qué triste verdad?

Entonces me di cuenta de que no podía seguir así. Además tenía 17 años cuando empezó todo esto. 

Así que, ¿cómo crees que empecé a imaginarme?

De entrada muy mal. Fatal. 

 

Me imaginaba con 30 sin poder coger a mis hijos en brazos. Ni poder disfrutar de un paseo tranquilo y encima engordando cada vez más por la falta de ejercicio.

 

Sin embargo. Me dolió tanto verme así. Me asustó tanto pensar que podría estar amargada toda la vida si no hacía algo ahora, que empecé a imaginarme de otra forma:

 

Empecé a imaginar que mis piernas se recuperaban. Que volvía a bailar y a hacer ejercicio. Que mantenía mi peso ideal. 

Me veía disfrutando. Relacionándome con los demás. Conociendo a más personas con ganas de hacer deporte, bailar, de vivir la vida.

 

Incluso tomé la decisión que en las épocas en las que tuviera las inflamaciones seguiría practicando ejercicio. Puesto que no eran debidas al ejercicio, hacer deporte más bien solo podía ayudar, ya que por lo menos así la musculatura se mantenía más fuerte.

Y prefería estar triste solo por la inflamación y no por tener obesidad y no poder bailar.

 

Paso 2 – Observa qué hacen otras personas que se les da bien.

 

inseguridad mas seguridad en uno mismo

 

Al principio solo buscaba a más personas que les hubiera pasado lo mismo o algo parecido para comprender mejor el problema, pero también, para compadecerme de mí y ver que no era la única que podía hacer las cosas que realmente le gustaban.

Era una manera de excusarme.

Pero a la que me di cuenta que eso no aliviaba mi sufrimiento me orienté totalmente a la solución. Así que con la decisión que te he explicado que tomé, empecé a fijarme qué hacía, cómo y qué pensaban a las personas que les iba bien haciendo deporte y bailando.

Lo que vi es que no había ni uno que no hubiera sufrido alguna lesión, miedo o complejo en algún momento de sus vidas.

Empecé a conocer a personas ciegas bailando y haciendo maratones, a personas con extremidades amputadas que seguían haciendo deporte cada día de su vida.

En definitiva, busqué nuevas referencias que me dieran la evidencia y confirmación que necesitaba para seguir haciendo lo que quería.

Sin excusas. Ahora ya no habían excusas.

 

Paso 3 – Recoge como mínimo 3 cosas prácticas que puedas hacer y determina cuando empezarás a aplicarlo tú.

 

como tener mas seguridad en mi

Así fue como decidí pasar a la acción con pequeñas acciones:

 

– Contacté con dos personas más con las que tenía confianza para volver a practicar deporte. Especifiqué cuando.

– Me compré ropa deportiva. Si ya empiezas a invertir algo. Si te preparas, tu mente empieza a integrarlo como algo normal.

-Empecé a cuidar más mi alimentación. Para ello estudié nutrición ayurvédica y empecé cambiando la mayoría de alimentos y formas de cocinar que conocía hasta el momento.

 

Como ves en mi historia. Estos 3 pasos cambiaron mi vida, rutina y humor por completo. Y esto es lo mismo que quiero para ti.

Que ningún problema sea una excusa. Analiza el problema, ¡pero luego pasa a la solución!

 

Ya has estado mucho tiempo sin hacerlo. Cuida tu autoestima los próximos días (de forma intensiva)

 

La seguridad está muy relacionada con la autoestima, con cómo te defines a ti mismo.

Claro, si ya te defines mal, es imposible que confíes en ti. Pero si aprendes a conocerte y observarte cómo eres en realidad, estoy segura de que vas a disfrutar de tu propia compañía y vas a conseguir confiar en ti.

Para ayudarte en este proceso te he preparado un curso gratis de 6 días en el que podrás construir esta base de amor propio.

 

 

Empieza hoy y cuéntame tu progreso en unos días.

 

 

¿Estás listo para coger la iniciativa y suscribirte a mi newsletter?

 

Recibe directamente en tu email herramientas para sentirte bien y expandir tu potencial.

Encontrarás:

 

  • Consejos exclusivos. Que no encontrarás ni en el blog ni en mi canal de YouTube.
  • Ejercicios y retos para acompañarte en tu crecimiento personal a lo largo del año.
  • Ofertas exclusivas de mis cursos, libros y eventos.
  • Webinares gratuitos a lo largo del año donde podrás preguntarme lo que quieras.

 

Déjate acompañar.

¡Fortalece tu compromiso de cambio ahora!

psicologa coach mindfulness yaiza leal

 

Ayúdame a difundir esta información en tus redes sociales:

 

7 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Valora todo aquello que tú estás haciendo y aportando al proyecto. Si necesitas darle un empujoncito a tu seguridad personal, puedes echarle un ojo a ¿Cómo tener seguridad en uno mismo? […]

  2. […] También puedes inspirarte leyendo ¿Cómo tener más seguridad en uno mismo? […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.