Ejercicios de Psicología Positiva para mejorar tu Bienestar para tu día a día

La Psicología, como disciplina, se ha focalizado tradicionalmente en identificar dolencias de la mente humana y su traslación a los comportamientos. ¿Por qué no dar un giro de 180 grados y buscar acciones y estrategias para aumentar la fortaleza de la mente como vía para evitar esos males?

Hablamos de Ejercicios de Psicología Positiva.

 

Una introducción a la Psicología Positiva

Hoy vamos a hablar de la cara más positiva de la psicología. Para ello contamos con un autor invitado en el blog. Él es Julio Dominguez de IEPP.

¡Te dejo con él!

Disfruta estos ejercicios que harán de ti una persona más feliz.

 

¿Cuál es el objetivo de la Psicología Positiva?

 

El objetivo de la metodología de la psicología positiva pasa por identificar cuáles son las fortalezas de la persona para potenciarlas y motivar a la persona para llevar una vida más gratificante según sus propias convicciones.

De una forma simplista, medimos aquellos aspectos de la vida y la personalidad de las personas que pueden ayudarles a alcanzar su máximo bienestar, mejorar su autoestima y su plenitud emocional.

¿Significa esto que obviamos la presencia de desórdenes emocionales? Al contrario.

La psicología positiva no rechaza que exista angustia, tristeza o desórdenes emocionales. Sino que los aborda desde una óptica completamente diferente. Como una consecuencia de algo más, de tal forma que, si abordamos y fortalecemos el origen, estaremos mejor preparados para afrontar cualquier consecuencia.

Para ello, hemos de conocer la naturaleza humana y los efectos de su propia experiencia, pues ambas conforman la persona y la afectan.

 

Puntos fuertes para una vida plena según la psicología positiva

 

¿Cómo se construye ese bienestar?

El modelo de psicología positiva de Seligman apunta hacia un ecosistema sustentado por cinco pilares. De los cuales se desgajan cada uno de los puntos fuertes que vamos a trabajar a continuación con ejercicios prácticos de psicología positiva para una vida plena.

 

Positive Emotions o Emociones Positivas

 

Las emociones positivas están presentes en pequeñas dosis que se distribuyen a lo largo de todo el día. Son esos pequeños placeres que nos hacen sentir bien, aunque no sepamos cómo han ocurrido o por qué nos generan esa sensación.

La psicología positiva enseña cómo identificar y generar esas emociones a través de la alegría, el interés, la curiosidad, la esperanza o la gratitud, como un kit de herramientas para afrontar las emociones y situaciones negativas que se dan en el día a día.

El objetivo último radica en conseguir que la persona se sienta mejor consigo misma. Porque este es el paso previo para aceptar a los demás y ser capaces de expandir todo nuestro potencial.

 

Engagement o Compromiso

 

Todos nos hemos visto en la tesitura de realizar una tarea o afrontar una situación que no es agradable. Cómo la enfrentamos marca el nivel de éxito que podremos alcanzar. Y, colateralmente, nos marcará una vía para mejorar.

A través de los ejercicios de psicología positiva reforzamos las fortalezas de cada persona para que ella misma sea capaz de identificar el elemento positivo de una tarea menor o poco agradable.

Si lo consigue, alcanzará lo que Seligman denominó “flujo”. Que consiste en aceptar que en nuestra vida hay elementos que nos gustan o atraen menos, pero que también nos ayudan a mejorar si los abordamos con positivismo e implicación.

 

Relationships: Las relaciones.

 

Nuestro bienestar, incluido en las personas aparentemente más antisociales, depende de nuestras relaciones con otras personas.

Un caso extremo que nos ayudará a entenderlo es el de Sheldon Cooper, en The Big Bang Theory (¡alerta spoiler!). Una persona que observa las relaciones humanas con frialdad e incluso alejándose de ellas, termina valorando y reconociendo la necesidad y la influencia de su reducido grupo de relaciones en su propio éxito profesional.

Desde la psicología positiva se ponen en manos de la persona las herramientas necesarias para nutrir cada día las relaciones con los grupos que generan corrientes de sentimientos y situaciones positivas.

En los últimos años ha corrido como la pólvora el concepto de relaciones tóxicas aplicadas a las relaciones humanas (sentimentales, familiares, de grupos sociales).

Dicha toxicidad viene determinada por el grado de estrés, insatisfacción e incluso consecuencias negativas físicas (enfermedades) que genera en la persona mantener estas relaciones. La psicología positiva ataca este concepto desde el fortalecimiento de la mente de la persona.

 

Meaning o significado

 

Incluso las personalidades con mayor egocentrismo sienten que tienen un propósito para sus cualidades. Y dicha meta es la que les mueve hacia sus acciones y valores.

Este significado de la existencia es el responsable último no solo de los grandes objetivos sino de cada uno de los pasos que damos para alcanzarlos.

Este crecimiento continuo es el responsable del desarrollo de todo el potencial. Conocer esta parte de nosotros mismos, desde la máxima objetividad y realismo posibles, nos ofrece las mejores herramientas para alcanzar el siguiente peldaño del bienestar psicológico: los logros.

 

Accomplishment: El logro.

 

Llegar a una meta.

Este es el mayor éxito que podemos sentir. Ser conscientes de los éxitos que alcanzamos (incluso los más mínimos) fortalece nuestra capacidad de autocontrol y nos ayudan a entender nuestra vida y naturaleza desde una óptica positiva.

 

Ejercicios de psicología positiva para hacer en casa

 

Ahora vamos a pasar a una parte más práctica.

Donde el Instiuto IEPP y Yaiza queremos que apliques la Psicología Positiva en tu vida para que compruebes todos los beneficios por ti mismo.

 

1# El sentido del humor, una vía hacia la felicidad

 

Dicen que la risa es contagiosa.

Lo cierto es que…

En un clima relajado. Alegre. Es más fácil dejarse llevar por ese positivismo. Clic para tuitear

Ojo, y también a la inversa. Si no, piensa en dos niños pequeños que uno de ellos comienza a llorar. ¿Cuánto tarda el segundo en secundarlo?

Con la risa ocurre algo similar. La generación de corrientes positivas ayuda a contrarrestar situaciones negativas personales o grupales.

 

Ejercicio: Aprender a generar corrientes positivas en situaciones negativas

 

¿Eres más de series o de películas?

Te lo pregunto porque el siguiente ejercicio que te planteo requiere planificar qué elegir. Bastará con que elijas alguna serie o película en la que haya un personaje que tenga la cualidad de mantener el buen humor y crear situaciones graciosas en cualquier circunstancia.

Si puedes, ve tu elección acompañado. Los “deberes” que te propongo pasan por identificar esas situaciones en las que podría estancarse una situación negativa y cómo el personaje es capaz de dar la vuelta a esa tortilla emocional.

¿Te atreves?

 

La empatía, un primer acercamiento a los demás

 

No estamos solos (y no me refiero únicamente al planeta). A nuestro alrededor, cada individuo tiene unas circunstancias, una personalidad y una corriente de emociones. Y todos ellos están relacionados entre sí en cada situación.

Comprendernos a nosotros mismos no es suficiente. Tenemos que ser conscientes de los demás.

Para ello vamos a trabajar la empatía emocional, esto es, aprender a conocer el estado de ánimo de las personas de nuestro entorno y aplicarlas a una situación.

 

Ejercicio: estados emocionales sin comunicación verbal

 

Para este ejercicio se necesita que elijas una persona que te apoye, ya que se trata de una actividad en pareja (o grupal).

¿Lo tienes? Bien.

Ahora planifica un día de la semana en la que observes y estés atento a las emociones de esta persona. Tiene que transmitirlas sin palabras, solo con la comunicación corporal.

Anótalas en un cuaderno.

Al finalizar el ejercicio (puedes dedicar uno o dos días), pon en común con ella tus anotaciones.

¿Cuántas son correctas? ¿Hay alguna mal interpretada?

 

La organización y el sentimiento de frustración

 

En los últimos años se ha puesto de moda el término procastinar. Que no es sino dejar para mañana lo que puedes hacer hoy, de nuestro rico refranero popular.

Las redes sociales, el correo o el Whatsapp son auténticos ladrones de tiempo.

Ahora bien, ¿Realmente necesitas tanto estar pendiente de ellos, actualizando cada dos segundos?

Con este ejercicio te vas a demostrar a ti mismo que puedes estar al día y además cumplir con tus objetivos, eliminando todo sentimiento de frustración o estrés.

 

Ejercicio: Organizamos nuestro ocio digital

 

Durante toda una semana, reserva unos minutos (los que vayas a necesitar: 15, 30…) para concentrar toda esa actividad de ocio digital (leer el correo, responder a los whatsapp, consultar tus redes sociales…). Siempre que no sean de trabajo.

El resto del tiempo no los mires.

Al final de la semana, analiza y compara tu desempeño y capacidad de concentración de una semana sin distracción y otra con distracción.

¿Has sido más eficiente?

¿Te siente más productivo?

 

El trabajo y la psicología positiva

 

El bienestar mental a nivel individual tiene una traslación a cómo afrontamos nuestra presencia e influencia en la sociedad.

El punto más cercano es el ámbito laboral, en el que también podemos poner en práctica algunos ejercicios para construir no solo un entorno menos hostil sino más fructífero.

 

3 sencillos ejercicios de psicología positiva para ser feliz en el trabajo

 

Ser feliz no es solo una cuestión personal. También profesional.

Por este motivo vamos a hablar sobre cómo puedes ser más feliz en el trabajo.

 

Ejercicio 1: Gratitud

 

En tu equipo seguro que hay un compañero que recientemente ha desarrollado una actividad que o bien ayuda a conseguir los objetivos, o crea una vía para alcanzarlos.

Practica la gratitud con tus compañeros (jefes o subordinados) con una carta sincera. Intenta leerla en alto frente a todo el equipo.

Un extra para ti: Anota en tu diario cómo te has sentido y qué sentimientos y emociones del equipo te han llegado.

 

Ejercicio 2: ¿Qué cosas positivas han pasado hoy en el trabajo?

 

Al finalizar tu jornada, ponte delante de una hoja en blanco (tu diario, por ejemplo), y reflexiona sobre tres cosas positivas que te hayan ocurrido hoy.

¿Lo tienes? Bien.

Ahora hazte la siguiente pregunta:

¿En qué han contribuido estas cosas al equipo, al proyecto y a ti mismo?

 

Si realizas con honestidad el ejercicio, comprenderás que toda tarea, momento o sentimiento, por pequeños que sean, aumentan nuestra satisfacción y nos ayuda a conocer nuestras fortalezas y las de los demás.

 

Ejercicio 3: Los compañeros de trabajo

 

Durante el próximo mes, ponte como objetivo conocer a tus compañeros.

Habla con ellos, queda con ellos fuera de la jornada laboral, aprovecha la hora del café…

Anota cada día algún descubrimiento positivo de cada uno de ellos.

¿Sientes que el grupo se ha fortalecido? ¿Has identificado nuevos talentos y fortalezas?

 

¿Por qué realizar estos ejercicios de psicología positiva?

 

Te estarás preguntando qué persigo mandándote esta larga lista de ejercicios sobre psicología positiva.

Pues bien. La experiencia y las investigaciones nos han demostrado que aquellas personas que utilizan las fortalezas y el pensamiento positivo con naturalidad:

  1. Se sienten más comprometidos con sus relaciones sociales y personales
  2. Alcanzan un mayor éxito laboral
  3. Se siente más felices y satisfechas con su vida actual
  4. Consiguen más objetivos personales y son conscientes de hasta dónde pueden llegar
  5. Viven una vida plena

Si has llegado hasta aquí, enhorabuena. Has dado el primer paso para mejorar tu calidad de vida, tu mente y tus hábitos, reconduciéndolos hacia una vida más feliz y saludable.

 

¿Estás listo para coger la iniciativa?

 

Vuelve Yaiza al habla 🙂

¿Qué te ha parecido este post de ejercicios de psicología positiva?

Si tienes alguna duda. O quieres comaprtir tu experiencia, puedes escribir en los comentarios. ¡Atrévete!

Por cierto. Recuerda que si en algún momento has sentido ansiedad, o notas demasiado estrés en tu rutina, puedes realizar el test gratis de ansiedad.

Te espero dentro.

 

 

Recuerda que todos los consejos que te traigo todas las semanas requieren de práctica y de tu compromiso para llevarlos a cabo.

Convertir todos estos hábitos en un comportamiento fácil y automático requiere su tiempo. Es a través de tu constancia que conseguirás hacerlo.

 

Así que ahora te toca a ti. Cuéntame en los comentarios como lo llevas y si te ha resultado útil este artículo.

 

Y si te ha gustado, dale a me gusta y compártelo para poder ayudar a otras personas a encontrar la solución a aquello que le atormenta.

También puedes recibir directamente en tu email herramientas para sentirte bien y expandir tu potencial.

Encontrarás:

  • Consejos exclusivos. Que no encontrarás ni en el blog, ni en el podcast, o en mi canal de YouTube.
  • Ejercicios y retos para acompañarte en tu crecimiento personal a lo largo del año.
  • Ofertas exclusivas de mis cursos, libros y eventos.
  • Talleres gratuitos a lo largo del año donde podrás preguntarme lo que quieras.

Déjate acompañar.

¡Fortalece tu compromiso de cambio ahora!

psicologa coach mindfulness yaiza leal

¡Recuerda! Todo empieza en ti.

¡Nos vemos la próxima semana!

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.